Udine Far East Film Festival 21: Asia aterriza en Italia

El norte de Italia vuelve a convertirse en el centro del cine asiático en Europa a través de la 21 edición del Far East film Festival de Udine, el evento más importante dedicado a nuestro cine favorito en el continente. El cine popular asiático volverá a ser el protagonista del 26 de abril al 4 de mayo en un festival que mantiene intactas sus raíces y su objetivo, acercarnos el cine que realmente se ve en las pantallas de Asia, mientras sigue creciendo en actividades laterales, abriendo las puertas de la industria a los jóvenes creadores y críticos. El cine de Corea se convierte en el gran protagonista de esta edición, que contará una vez más con numerosos invitados de todo el continente en tre los que destaca de nuevo uno de los grandes nombres del cine de Hong Kong, el “rey” del CAT III Anthony Wong. Nos espera una semana de ensueño en la preciosa región del Friuli, revisamos la programación del FEFF21.  

Corea pondrá el inicio del festival con Birthday, el drama producido por Lee Chang-dong y con reparto de lujo al reunir a Jeon Do-yeon (que estará presente en Udine) y Sol Kyung-gu, en el que se revisan las consecuencias de uno de los desastres que más han marcado a la sociedad coreana de los últimos años, el hundimiento del ferry Sewol. La comedia de acción Extreme Job, un fenómeno de la taquilla al convertirse en la segunda película más vista de la historia del país llevando al cine a más de 16 millones de espectadores, pondrá el cierre junto a otro fenómeno, pero en este caso llegado de Vietnam: en Furie una madre intentará recuperar a su hija secuestrada. Lo que los criminales no saben, aunque pronto lo descubrirán, es que han cometido un error gigantesco al cruzarse en su camino.

Más cine de Corea en Udine con propuesta multigenéricas: del drama monetario Default al judicial Innocent Witness (con el que Jung Woo-sung volverá a la ciudad), pasando por el terror feminista de Door Lock, la épica histórica de The Great Battle y con zombies de Rampant, la comedia de Intimate Strangers y The Odd Family, la acción con Ma Dong-seok de Unstoppable y el thriller que adapta Drug War de Johnnie to, Believer. No es poca cosa, pero además la retrospectiva de este año I Choose Evil, está dedicada al cine coreano de los años 70, contando con algunas joyas de esa década como A Day Off de Lee Man-hee.

Las propuestas japonesas de este año prometen entrar en esa categoría de cine con personajes e historias peculiares tan habitual en su cinematografía. Con Fly Me to Saitama regresa a Udine Hideki Takeuchi, el director de Thermae Romae, con una nueva comedia ambientada en una realidad diferente: en ella los nacidos en la ciudad de Saitama son perseguidos. Esta locura ha sido un bombazo del año en la taquilla japonesa y promete llenar de risas la platea del Teatro Nuovo. Otro habitual del festival es Nobuhiro Yamashita, que esta vez vuelve con la comedia con robot Hard-Core. JK Rock añadirá la música a la comedia mientras otro viejo conocido como Sabu le dará su toque particular a la comedia Jam, en la que esperamos ver sus habituales persecuciones. Más tranquilos, aunque igual de peculiares, prometen ser los dramas Only the Cat Knows y Melancholic, mientras Every Day a Good Day servirá para homenajear a la desaparecida Kirin Kiki. Kazuya Shiraishi propondrá un recuerdo al desaparecido director Koji Wakamatsu con su Dare to stop Us! mientras Ten Years Japan nos llevará al futuro, con la visión de cinco directores del estado de su país en diez años. También pasarán por Udine otras versiones del formato ómnibus futurista, como la de Tailandia y Taiwan.

China estará presente en el certamen con las dos caras de su producción, por un lado la más comercial, con éxitos de taquilla como Pegasus, la vuelta del director de Duckweed Han Han, la comedia negra A Cool Fish o uno de los grandes éxito de la taquilla del Mainland de los últimos tiempos, como Dying to Survive. Pero también veremos propuestas de carácter independiente como Crossing the Border, The Crossing, que dejó muy buen sabor de boca en la Berlinale, el drama transgénero The Rib o A First Farewell. A medio camino entre una y otra podría estar Lost, Found, thriller de Lou Ye que adapta la coreana Missing.

De China a Hong Kong, y es que el festival tiene una especial conexión con la excolonia británica. Anthony Wong recibe un homenaje este año, y le podremos ver en el premiado drama Still Human de la joven directora Oliver Chan. El género vuelve a formar la espina dorsal del cine de HK seleccionado, con las artes marciales del spin-off Master z: Ip Man Legacy, el thriller Project Gutenberg, las comedias Missbehaviour de Pang Ho-Cheung, A Home With a View de Herman Yau, o Hotel Soul Good, el regreso del director de la divertida Vampire Cleanup Department. Renny Harlin pondrá la nota curiosa con el thriller ambientado en una morgue Bodies at Rest protagonizado por el (casi) siempre eficiente Nick Cheung. No faltará el homenaje al recordado Ringo Lam, con la proyección de su clásico City on Fire.

Desde Taiwan llegarán cuatro propuestas: More Than Blue es la más comercial de ellas, un melodrama romántico que adapta el título coreano del mismo título y que ha sido un bombazo en las taquillas de la región, también en China. The Scoundrels es un film debut prometedor que nos lleva a la acción neo-noir mientras The Devil Fish nos devuelve al universo del terror de The Tag-Along al estar directamente conectada a la saga. El festival recupera además The Wheel of Life, un wu-xia con tres episodios conectados entre sí, uno de ellos dirigido por el maestro King Hu.

La presencia del cine del sudeste asiático no es en absoluto residual en el certamen, y una vez más la apuesta por esas cinematografías que habitualmente quedan fuera de los circuitos internacionales está más que presente tanto en películas como invitados. Así podemos ver la otra cara del cine de Filipinas, la de su cine comercial, encabezada por su versión local del hit coreano Miss Granny, el romance sobrenatural de Heaven´s Waiting el terror de Eerie que nos presentará su director Mikhail Red, o Signal Rock del veterano Chito S. Roño. El terror será el protagonista de las propuestas de Tailandia a través de Reside, el regreso de Wisit Sasanatieng y Krasue: inhuman Kiss, una nueva lectura actual de la leyenda tradicional. El director de Freelance Nawapol Thamrongrattanarit regresa a Udine con BNK48: Girls don´t Cry , su documental sobre el grupo idol. Más terror desde Malasia: Two Sisters nos pondrá los pelos de punta en la sesión de medianoche, mientras Fly By Night promete ser un potente thriller de acción. Motif es un título doblemente interesante: no solo es un thriller protagonizado por una mujer, sino que también cuenta con firma femenina, el de su directora debutante Nadiah Hamzah. Desde Indonesia nos llegará Konpaku, una propuesta de alto voltaje que da la vuelta al género vampírico como metáfora de la situación de los residentes malayos en el país, y 212 Warrior, artes marciales del país en su premier europea. Lo dicho, el paso por el FEFF 21 de Udine promete ser, una vez más, absolutamente delicioso.

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *