Road to Sitges 2016: Hablamos con: Simon Yam

Simon Yam es un tipo especial. Acostumbrados a verle dentro de la gran pantalla, no nos hacíamos a la idea de cómo podía ser como persona. Después de observar como se detenía frente a cada uno de los primeros cincuenta aficionados que formaban cola frente al cine Retiro (esperando la proyección de SPL 2), supimos con certeza que Simon Yam, además de gran actor y excelente profesional, es un gran tipo. No faltó una mirada amable, una sonrisa, para las innumerables fotos que se hizo antes de entrar a la sesión. Unas horas más tarde, cuando los ecos de la película todavía resonaban entre los aficionados, mantuvimos una charla informal con el actor donde hablamos sobre el cine de Hong Kong, sobre las dificultades por las que está atravesando, en fin, un repaso a su filmografía, pero también a su propia persona.

dsc_0046Simon Yam: Lo que me gusta de España es que, por ejemplo, en el Sudeste Asiático el ritmo de vida es muy frenético y aquí te puedes relajar, tomarte tu tiempo para hacer las cosas. Yo soy un gran fan de Almodóvar. He visto tudas sus películas y me encantaría recoger este ambiente almodovariano en mi próxima producción.

CineAsia: Si le decimos que para muchos de nosotros, fans y amantes del cine hongkonés, es usted la viva imagen de la historia del cine contemporáneo de Hong Kong, ¿La haría sentirse muy viejo?

Simon Yam: De hecho mi carrera es como si recogiera toda la historia reciente del cine de Hong Kong, por que llevo trabajando desde 1960 en la industria del cine y me encantaría estar 50 años más trabajando. La perilla (dice el actor tocándose la barbilla) es un símbolo de madurez que te permite adquirir sabiduría para continuar proyecto, tras proyecto.

CineAsia De la manera que habla parece que está constantemente aprendiendo…

Simon Yam: Desde luego, me encanta aprender. Voy a enseñaros algo (saca el móvil y nos muestra unas fotografías). Estas son mis pinturas, mi trabajo con la fotografía… Éstas son de Barcelona. De hecho tengo pensado hacer un libro de fotografía. Me encanta la cultura española, me ayuda e inspira en mis películas.

Me encanta aprender, me gusta tanto que en algunas películas he trabajado como actor, como productor y como director de fotografía, tres roles a la vez. En mi próxima producción que comenzará a rodarse en junio, voy a actuar, a escribir, a dirigir y, posiblemente, me encargue del departamento artístico, vestuario y demás.

dsc_0051CineAsia: ¿Es usted un superhombre?

Simon Yam: Claro, lo soy (risas). He tenido la suerte de aprender mucho del espíritu de Johnnie To y Ringo Lam. ¿Habéis visto una de mis películas de hace un par de años titulada Tales from the Dark? Fue un éxito en taquilla en Hong Kong.

CineAsia: No se pasó por Sitges, no tuvimos la oportunidad de verla….

Simon Yam: El próximo año cuando se estrene mí película vendré a Sitges de nuevo.

CineAsia: Más de 200 películas en su filmografía, y adaptándose siempre a las distintas etapas que ha vivido el cine de Hong Kong, con todos sus altibajos. ¿Cómo se pueden hacer 15 películas en un año como hacía en la década de 1990?

Simon Yam: Porque me encantaba (risas). Era la cultura cinematográfica de aquel período, ahora todo va mucho más despacio. Cuando ves esas películas también ves la cultura de aquel momento y como era aquella época, por eso las películas son tan importantes y diferentes de un momento a otro de la historia.

CineAsia: No situamos a principios de los años 1990. ¿Podríamos decir que Bullet in the Head y Full Contact marcaron un antes y un después en su carrera? ¿Allí empezó su relación personal con Ringo Lam?

Simon Yam: Sin duda, ya que estas fueron las películas donde me conoció el público occidental. Tengo una muy buena relación de amistad con Ringo Lam y Johnnie To, quedamos a menudo. Son dos grandes del cine de Hong Kong, además de grandes amigos.

dsc_0059CineAsia: Y siguiendo con las diferencias entre aquella época y la actualidad, ¿como ve la situación actual del cine de Hong Kong? Algunos ven como una amenaza la influencia de la China continental en la industria local.

Yo sin embargo la veo desde un punto de vista positivo, aunque es cierto que por la estructura de la censura las películas de Hong Kong que se ven en China son distintas. En China la industria cinematográfica de hoy en día se comporta como un bebé, pero ese bebé está a punto de crecer  y eso provocará un gran boom que será muy importante para la taquilla. Espero que haya muchos productores que vayan a China para realizar allí películas, y deseo que Almodóvar venga también a China, me encantaría (risas).

CineAsia:  Seguro que Almodóvar tendría problemas con la censura…

Si cambia solo un poquito estaría bien (risas), yo podría ayudarlo. Al igual que hago cuando me llaman Ringo Lam y Johnnie To por Almodóvar puedo trabajar gratis, no hay problema (risas).

CineAsia: Ha trabajado en todos los géneros posibles, desde la saga de Hong Kong Gigolo, hasta dramas como Sara, thrillers criminales, Categoría III como Dr Lamb. Preguntarle por que tipo de películas le gustan más una tontería vista su carrera…

Lo he disfrutado todo. A mí me gusta ser actor porque una cosa es el actor y otra es la estrella. La estrella es para los periódicos, el actor es para rodar las películas. Por eso admiro a Kevin Spacey, Jack Nicholson o Anthony Hopkins, creo que son los mejores del mundo y son auténticos actores.

CineAsia: Ya que nos ha nombrado algunos actores occidentales, turno ahora para que cite algún actor industria hongkonesa.

Simon Yam: Anthony Wong es muy bueno. Además de ser un gran tipo.

sitges-2015-039CineAsia: Hablando de directores, ha trabajado con todos los grandes de Hong Kong: John Woo, Ringo Lam, Johnnie To, por nombrar alguno de los más conocidos para el público español. No vamos a pedirle que nos diga cual prefiere, pero si que nos defina como es trabajar con cada uno de ellos.

Simon Yam: La gran diferencia es que John Woo es un hombre muy tranquilo, que nunca pierde los papeles, y Johnnie To es todo lo contrario, siempre está chillando. Lo que une a los tres directores es que todos buscan la perfección, todo tiene que estar al 100%: la actuación, la cámara, la iluminación, todo. Esto es positivo porque creo que es el espíritu que deberían tener todos los realizadores.

spl-2CineAsia: ¿Qué película o interpretación, que quizás no haya tenido tanto éxito, recuerda con más cariño?

Simon Yam: Es difícil decirlo porque hay películas que incluso aunque no fueran muy buenas, siempre tienen algo positivo y me han servido para aprender. Por eso a veces acepto proyectos independientes, de presupuestos muy bajos, porque por lo general son directores con la mente muy abierta. En el caso de SPL, por ejemplo, el director también era novel y a veces le dices “¿esto podría dirigirlo yo?”, y te dice “venga, rueda tú versión y yo la mía”. Y lo bueno es que a la hora de montar siempre elige mi versión (risas). Es la forma en la que colaboramos, en la que trabajamos juntos. Es el espíritu de trabajo.

CineAsia: En los últimos años en España ha habido un boom del cine coreano. Usted trabajó en una película coreana que pudo verse en Sitges, “El gran golpe”. ¿Como fue su experiencia?

Simon Yam: Fue fantástico. Los coreanos pueden trabajar las 24 horas del día durante varios días seguidos. algo que no sucede ya ni en Hong Kong (risas). Las diferencia es que en Hong Kong el director sabe exactamente lo que quiere, lo tiene todo más controlado, y como en Corea ruedan mucho, hay veces que se escapa este control del director. Por eso en Hong Kong en 40 días se pueden hacer buenas películas (risas), en otros sitios necesitan 100 días de rodaje.

Con el equipo coreano todo fue genial. De hecho ayer estaba hablando por Wahtsapp con Choi Dong-hoon, el director de El gran golpe y me decía “Yo estoy en Londres”, “a pues yo estoy en Sitges”, le respondí. (risas).

CineAsia: Nos encantaría seguir hablando con usted horas y horas, pero se nos acaba el tiempo. La última pregunta que siempre solemos hacer es que tal su estancia en Sitges, que tal lo está pasando…

Me encanta Sitges, está lleno de amor. Amor, amor y amor, y no sólo aquí el amor es fundamental para hacer buen cine, porque el amor dura para siempre. Las balas son sólo para el momento de la acción, pero el amor es eterno. Y si podéis poneros en contacto con Almodóvar y decirle que a Simon Yam le encanta su cine, genial. (risas).

Una entrevista de Jorge Endrino (Asiateca) y Gloria Fernández (CineAsia) Fotos: Mario Herrera.

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *