La frase de la semana: Rithy Panh, el registro de la memoria camboyana

Durante muchos años he buscado una imagen perdida: una fotografía tomada entre 1975 y 1979 por los Jemeres Rojos cuando gobernaban en Camboya. Por supuesto que una imagen por sí sola no puede ser la prueba de un genocidio, pero nos hace pensar, nos fuerza a meditar, a registrar la Historia. La he buscado en vano en archivos, en viejos papeles, en las aldeas de Camboya. Hoy lo sé: esta imagen debe estar perdida. Así que la he creado. Lo que les ofrezco no es la búsqueda de una imagen única si no la imagen de una búsqueda; la búsqueda que permite el cine«. Rithy Panh, estrena esta semana La Imagen Perdida.

Rithy PanhRithy Panh es un aclamado realizador de largometrajes y de documentales, nacido en 1964 en Phnom Penh, capital de Camboya. Como muchos de su generación perdió a su padre, madre y otros miembros de su familia a causa del hambre y duro trabajo forzado al que fueron sometidos en los campos de trabajo de los Jemeres Rojos. En 1979 escapó de Camboya y cruzó la frontera de Tailandia. Se asentó en Francia al año siguiente y más tarde se graduó en la Escuela Nacional Francesa de Cine de París (IDHEC). Rithy Panh pudo volver a Camboya en 1990 y ahora vive entre Camboya y Francia. Creó el centro de recursos audiovisuales Bophana en Phnom Penh, cuyo objetivo es preservar la historia fílmica del país. El centro lleva el nombre de una de las primeras películas de Panh, Bophana: A Cambodian Tragedy, sobre una joven que fue torturada y asesinada en la prisión S‐21.

La Imagen Perdida, inspirada por el libro que co-escribió el director con Christophe Bataille, “La Eliminación”, ganó el máximo galardón de la Sección Un Certain Regard del Festival de Cannes, obtuvo la nominación a Mejor Película Extranjera en la pasada edición de los Oscars, y hace unos días se alzó con el Bambú de Oro a la Mejor Película del Sudeste Asiático en los Premios CineAsia. La película es una excelente revisión acerca del régimen de terror impuesto por los Jermeres Rojos al pueblo camboyano, en la que Rithy Panh se sirve de figuras de arcilla para reconstruir aquellas imágenes «perdidas» que nunca debieron suceder.

missing-picture_posterSinopsis:

El régimen comunista de Pol Pot tomó la capital de Camboya el 17 de Abril de 1975, cuando Panh tenía 11 años. Los ciudadanos fueron enviados a campos de trabajo y con la clara intención de eliminar las divisiones de clase, todos los efectos personales fueron confiscados y los individuos sustituidos por números. Las torturas y ejecuciones se convirtieron en moneda de cambio a la menor infracción. En un audaz salto imaginativo, la historia es representada mediante figuras de arcilla superpuestas en la narración.

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *