Sitges 2012: The Weight (Corea, 2012)

The Weight (Jeon Kyu-hwan, Corea del Sur, 2012)

SOF – COMPETICIÓN

Auditorio 14:30 – Lunes 8

Son muchos los que critican la cinematografía coreana, al considerar que sus producciones carecen de originalidad, riesgo e innovación. Para todos ellos, y para los amantes del buen cine, recomiendo una película que por horario puede pasar desapercibida para el gran público de Sitges (Auditorio, lunes 8 alas 14:30). The Weight, una de las películas más interesantes que ha dado la cinematografía asiática este año, y que recientemente ha sido galardonada en Venecia con uno de los premios paralelos del jurado.

Sorprendente, repleta de personajes al borde del abismo, The Weight es un film que hace poesía del horror, en la que el realizador coreano Jeon Kyu-hwan, un viejo conocido del Festival de cine de Granada-Cines del Sur (donde ganó el premio Alambra de Oro con Dance Town), se sirve de la vida de un personaje disfuncional, de un freak de la sociedad, un jorobado que trabaja en una funeraria, donde con su arte trata de hacer más fácil el adiós de los cadáveres…, al tiempo que da significado a su existencia.

Puede que a algunos el tema les recuerde al tratado en la película japonesa Despedidas (Óscar a la Mejor Película Extranjera 2009), y sí, ambos films guardan cierto paralelismo. Aunque The Weight, que podría entenderse como el reverso tenebroso de Despedidas, va más allá, y se convierte en  una película que nos habla de las cargas individuales y colectivas, de las amnesias que padece la sociedad en la que vivimos, de todo aquello que no queremos ver. El realizador deja clara sus intenciones desde los títulos de crédito iniciales, donde la cámara se pasea por diferentes puntos de la ciudad, para apostillar: “Este no es el mundo en el que vive nuestro protagonista”. ¿Estáis dispuestos a adentraros en su particular universo?

Lo mejor: Cómo el director hace poesía del horror.

Lo peor: ¿Hablará de ella algún periodista nacional?

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *