Macao: el cine en la excolonia portuguesa

Macao ha sido a lo largo de la historia escenario frecuente para el rodaje de películas. De las cintas de aventuras rodadas en Hollywood en los años 50 que se servían de la ex colonia portuguesa como el destino exótico de delincuentes, a los films que durante los años 70 incorporaban a sus argumentos las artes marciales. Tanto James Bond como Indiana Jones han deambulado por sus calles. Sirva este reportaje como un paseo por Macao desde un punto de vista cinematográfico, en los días previos a la celebración de la II edición del IFFAM – International Film Festival & Awards de Macao.

Una aproximación histórica

Macao, oficialmente Región Administrativa Especial de Macao es una pequeña región administrativa especial en la costa sur de la República Popular China. Se encuentra junto a la provincia de Cantón, a 70 km al suroeste de Hong Kong, y a 145 km de la ciudad de Cantón. Con una población estimada de alrededor de 647 700 habitantes en una superficie de 28,2 km es la región más densamente poblada del mundo.

Macao fue administrada por el Imperio portugués y sus estados herederos desde mediados del siglo XVI hasta finales de 1999, cuando fue la última colonia europea en Asia. Los comerciantes portugueses se establecieron por primera vez en Macao en la década de 1550. En 1557, Macao fue alquilado a Portugal por la China de los Ming como puerto comercial. El Imperio portugués administró la ciudad bajo autoridad y soberanía china hasta 1887, cuando Macao, a través de un acuerdo mutuo entre los dos países, se convirtió en una colonia. La soberanía sobre Macao se transfirió a China el 20 de diciembre de 1999. En total, 442 años de presencia portuguesa en la ciudad. La Declaración Conjunta sobre la Cuestión de Macao y la Ley Fundamental de Macao estipulan que Macao operará con un alto grado de autonomía hasta al menos 2049, cincuenta años después de la transferencia.

Bajo la política de “un país, dos sistemas”, el Consejo de Estado de la República Popular China es responsable de la defensa militar y de los asuntos exteriores, mientras que Macao mantiene su propio sistema legal, fuerza de seguridad pública, sistema monetario, política aduanera y política de inmigración. Macao participa en organizaciones internacionales y eventos que no requieren que los miembros posean soberanía nacional. El actual territorio de Macao está formado por tres partes: la península de Macao, unida a Asia, y las dos islas de Taipa y Coloane.

Macao es una de las regiones más ricas del mundo y, desde 2015, su PIB per cápita por paridad de poder adquisitivo es superior al de cualquier país del mundo, según el Banco Mundial. Se convirtió en el centro de juego más grande del mundo en 2006, con la economía fuertemente dependiente del juego y del turismo, así como la fabricación.

 

Macao en el cine:

Durante los años 50, tras la Segunda Guerra Mundial, se rodaron en Hollywood varios dramas de género negro y románticos ambientados en Macao. Films repletos de aventuras relacionadas con el puerto, el juego y el mundo clandestino. Orson Welles daría vida a un mercader que vive en el Macao del siglo  XIX en Una historia inmortal (1968), junto a Jeanne Moreau y Fernando Rey. El realizador Josef von Sternberg sería el responsable de dirigir Una aventura en Macao (1952), protagonizada por Robert Mitchum,  Jane Russell; un film de cine negro que acontece en la exótica y bulliciosa Macao, con el juego y el tráfico de joyas como telón de fondo.

Pendleton Barney, un mafioso de Filadelfia, contrata a Eddie Darrow para que localice a su amante Christine Lawrence y la lleve de vuelta a casa. Eddie la encuentra en Macao, donde, además, le salva la vida a Keet Justin, el dueño de un casino. Este es el argumento de Contrabandistas de Macao (1953), dirigida por Rudolph Maté, y protagonizada por Tony Curtis y  Joanne Dru. Terminamos el repaso a este grupo de películas de los años 50 con Escala prohibida (Ferry to Hong Kong, 1959) dirigida por el británico Lewis Gilbert (conocido por llevar a la gran pantalla tres películas de la serie de James Bond).

En los años 70 sería otra película del agente 007, El hombre de la pistola de oro, dirigida por Guy Hamilton y con Roger Moore como James Bond, la que viajaría a Macao. Reflejo del auge popular por el cine de las artes marciales, la cinta contiene varias escenas de kung fu, junto a una ubicación predominantemente asiática, al visitar además de Macao, Tailandia y Hong Kong. Otro de los que no podría resistirse a la moda de las películas de artes marciales sería el actor, guionista, productor cinematográfico, cantante y compositor italiano Bud Spencer. En 1975 rodaría Pies grandes (también conocida como Zapatones en Hong Kong), donde interpretaría al comisario de la policía Rizzo que se traslada a Hong Kong para resolver un problema de tráfico de drogas.

Es el cine de Hong Kong el que ha utilizado más a Macao como una localización, aprovechando su proximidad geográfica. Casi siempre con una afinidad tenmática al cine de género negro y acción como Fulltime Killer (2001, Johnnie To, Wai Ka-Fai),  Exiled (2006, Johnnie To), o la saga Young and Dangerous (1996, Andrew Lau), en la que Macao sirve como refugio para los personajes criminales que quieren huir de Hong Kong. Por supuesto el genero “gambler” (películas de juego, todo un género en el cine de Hong Kong), ha convertido a Macao en el centro habitual de operaciones, destacando la trilogía From Vegas to Macao dirigida por Wong Jin y con el carismático Chow Yun-fat como protagonista (recuperando el papel de la original cinta rodada a finales de los ochenta God of Gamblers). Un casino puede convertirse en el detonante de una historia de amor, como sucede en Look for a Star, dirigida por Andrew Lau en 2009 y que cuenta con Andy Lau y Shu Qi como la pareja protagonista.

Uno de los títulos más brillantes que ha dado la filmografía de Hong Kong y que tiene a Macao como escenario natural es el drama dirigido por Pang Ho-cheung en 2006, Isabella, en la que un policía (un genial Chapman To) se encuentra con su hija (Jin Zhongqiang) de la que desconoce su existencia. En los últimos años ha sido Dante Lam, el especialista en cine de acción, el que ha centrado la trama de una de sus producciones en Macao, en este caso como centro de un evento deportivo, en la trepidante Unbeatable.

 

Otras películas que se han rodado en Macao:

Now You See Me: The Second Act (2016)

The Silence (2016)

The Audition (2015)

From Vegas to Macau (2014)

007, Skyfall (2012)

Johnny English Reborn (2011)

2046 de Wong Kar Wai  (2004)

Dragon: La historia de Bruce Lee (1993)

Shanghai Surprise (1986)

Indiana Jones y el templo maldito (1984)

Cleopatra Jones and the Casino of Gold (1975)

007, El hombre de la pistola de oro (1974)

Escala prohibida (Ferry to Hong Kong, 1959)

Una aventura de Macao (Macao, 1952)
El cine de Macao

Pero además de lugar de rodaje, en los últimos años se está creando una incipiente industria de cine en Macao. En el año 2016 sorprendió el éxito del film Sisterhood (2016, Tracy Choi), con dirección de una realizadora macaense que ha ambientado en Macao un drama costumbrista independiente.

Joao Pedro Rodrigues y Joao Rui Guerra da Mata, referentes del cine portugués contemporáneo, se embarcan en un ejercicio de docudrama elíptico que podría considerarse el reverso del Tabú de Miguel Gomes. Con el pasado colonial de Portugal bien presente, su sello es inconfundible: la música, los elementos visuales, la puesta en escena y las influencias cinematográficas (en este caso, Macao, de Josef von Sternberg), y nos explica una historia hipnótica que toma las formas del cine negro y que investiga la desaparición de una drag queen con facilidad para buscarse problemas, en A Última Vez Que Vi Macau, un docudrama que pasó por el DA Film Festival.

PDF24    Enviar artículo en formato PDF   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *