Macao en el Asian Film Festival Barcelona: Sea of Mirrors y Hotel Império

Dentro de la amplia programación del Asian Film Festival organizado por Casa Asia, en su línea de proponer y acercar un auténtico recorrido a través de las diferentes cinematografías del continente asiático, pudimos disfrutar también de dos largometrajes procedentes de Macao. La antigua colonia portuguesa, región especial administrativa de China, ha tomado el cine como una de las mejores puertas de entrada a su interesante cultura, fomentando el crecimiento de la cinematografía local a través de eventos como el International Film Festival and Awards. Su mezcla de oriente y occidente, con esa gran influencia europea y asiática dan un sabor especial a su cine. Sea of Mirrors y Hotel Império, los dos títulos que pudimos disfrutar en el evento de Barcelona, llegaron además acompañados de dos invitados que presentaron las películas.

Sea of Mirrors es la segunda película que el director Thomas Lim dedica a la ciudad de Macao, con el deseo de convertir el proyecto en trilogía. En este caso se trata de un drama noir en el que seguimos los pasos de una idol japonesa, que con el tiempo ha perdido todo su brillo y busca recuperar su carrera, y una nueva vida junto a su hija, en Macao. Con poco dinero encuentra una conexión en un empresario adinerado y fan de su carrera, que le propone protagonizar una película que él financiará, aunque sus motivos se mostrarán pronto mucho más turbios. La película juega con varias temáticas, desde el precio de la fama y la necesidad de mantenerla hasta la salud mental o el acoso a la mujer, dentro de una trama noir que mueve hacia adelante la historia. La actriz protagonista Kieko Suzuki presentó la película además de dar paso a un video del propio director, que se disculpó por no poder haber venido por un asunto familiar. El film tiene una particularidad muy especial, y es que está totalmente rodado con un teléfono móvil, algo que juega a su favor al añadir un cierto sentido de urgencia al ritmo del film, pero también en detrimento ya que la fotografía no es todo lo pulcra que podría haber sido. En todo caso se trata de una propuesta muy interesante tanto por su forma como por su fondo.

Hotel Império viene firmada por Ivo Ferreira, director portugués que pasó por la Berlinale en 2016 con Cartas de la guerra, nos lleva hasta Macao en un drama noir cargado de nostalgia, en el que nos habla de la pérdida de las raíces que conlleva el crecimiento económico y la globalización. El hotel del título sirve como refugio para sus huéspedes de largo recorrido, ancianos, actores en horas bajas y chicas de la calle que sobreviven a duras penas en un barrio en el que la reestructuración urbana avanza inexorablemente. La hija del propietario, una cantante de fados, se niega a perder el hotel ante los especuladores, en un momento en el que aparecerá un misterioso hombre en su vida. La tristeza por esa pérdida de la identidad cultural de la ciudad, tanto en su parte portuguesa como china (aquí representada por un actor de óperas chinas) en pos de los grandes casinos, los edificios de oficinas impersonales, y la especulación, impregna este noir de luces de neón, callejones decadentes, y sombras, que se mueve a ritmo de fado. El director volvía a colaborar una vez más con la actriz Margarida Vila-Nova, su musa y pareja durante una década, acompañada de un actor de Taiwán al que hemos visto compaginar trabajos de altos vuelos en el Mainland con otros de corte más autoral como Rhydian Vaughan. La fotografía del film, de Susana Gomes, es uno de los puntos fuertes de esta propuesta cuyo guión no termina de funcionar en algunos aspectos, aunque el fondo del film lo convierte en una propuesta muy recomendable.

 

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *