La frase de la semana: Zhang Yimou viaja al corazón de la guerra

Esta semana llega a la cartelera española la película china Las Flores de la Guerra. Una película que busca ahondar en los valores humanos que aparecen durante los conflictos bélicos, y lo hace centrándose en un episodio de la guerra entre China y Japón, acontecido en la ciudad de Nanjing en 1937. Aunando la grandiosidad de las obras de Zhang Yimou con los elementos más intimistas del maestro chino, el film es un canto a la esperanza dentro de la barbarie de la batalla.

«No importa que guerras o desastres tengan lugar en la historia, lo que rodea esos momentos es la vida, el amor, la salvación y la humanidad».

Detrás de una iglesia amurallada dentro de la ciudad derruida de Nanjing, el peligro en las calles nos conduce a un grupo de refugiados extremadamente opuestos: unas niñas estudiantes en estado de shock, una docena de cortesanas provocativamente seductoras, y un renegado americano (Christian Bale) haciéndose pasar por sacerdote para salvar su propia pellejo… o eso cree. Rodeados de soldados japoneses, a lo largo de los próximos días en los que se narra la trama, van a luchar no sólo para sobrevivir sino también para hacer lo que parece imposible, dadas las circunstancias, comprender y confiar los unos en otros.

«Espero que esas cosas se perciban en esta historia. Su lado humano era más importante para mí que el contexto de la masacre de Nanjing. La naturaleza humana, el amor y el sacrificio: esos son los elementos verdaderamente eternos. Para mí, el evento es el contexto histórico de la película. Pero la pregunta que perdura es cómo el espíritu humano puede crecer y desarrollarse incluso en tiempos de guerra».

La película llega a los cines el próximo viernes día 8 de Marzo a los cines españoles de la mano de la distribuidora European Dreams Factory. Esta semana analizaremos en profundidad tanto la obra del director Zhang Yimou, como la producción de la película, para finalizar con la crítica de Las Flores de la Guerra.

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *