La frase de la semana: Takeshi Kitano. “Con cada nueva película intento probar nuevas cosas”.

Con cada nueva película siempre intento probar cosas nuevas. En Outrage trabajo dentro de la estructura del género yakuza, pero me esforcé en jugar con los giros inesperados en la trama. Y también intenté buscar nuevas formas de orquestar las tácticas violentas y asesinas”.

Takeshi Kitano, director de Outrage que se estrena el 26 de Octubre en salas de cine.

Takeshi Kitano, un casual Mesías aparecido en la redundante crisis que sufría la industria cinematográfica nipona, en una época concreta en que las producciones independientes superaban de largo a las superproducciones de los grandes estudios, fue el hombre encargado de instigar la necesaria renovación del cine japonés siguiendo las viejas estructuras formales academicistas, pero reconduciéndolo hacia otros caminos poco explorados. Inconscientemente, fecundó el cine nipón de la década de los noventa, previamente germinado en sus actuaciones cómicas y en sus programas televisivos de inusitada fuerza corrosiva (que podrían ser catalogados de tele basura a la japonesa), mediante un proceso de madurez evolutivo que ha permitido formar a una nueva generación de realizadores japoneses, amparados o no en su estilo, que supieron renovar el panorama que estaba ofreciendo el cine japonés, con el único fin de reconstruir la cinematografía de Japón. Siendo uno de los mentores, por no decir el más influyente de la nueva generación de cineastas japoneses, Kitano ha experimentado un largo, constante y duro camino de (auto) aprendizaje desde la adolescencia, que le ha abierto las puertas no sólo al cine, sino a otros muchos campos artísticos y culturales.

Sonatine (1993), presentada en el Festival de Cannes de ese mismo año, fue además la instigadora del descubrimiento de su cine fuera del territorio japonés. La manera de rodar contrarestada por ese espontáneo humor que suele añadir en las escenas más inverosímiles, fue lo que seguramente fascinó al público no habituado con este tipo de propuestas. Sonatine rápidamente se convirtió en una cult movie entre el aficionado (que no entre el crítico, que de entrada la despreció), y seguramente fue una de las causantes del apodo de Kitano como el Clint Eastwood japonés (apodo que ya obtuvo con tan sólo presentar Violent Cop en Occidente, pero que gano más puntos con Sonatine por el nivel de violencia seca y contundente empleada por algunos personajes).

Takeshi Kitano regresa a CineAsia, donde le dedicamos el especial semanal. En primer lugar, porque el próximo viernes 26 de Octubre se estrena en toda España (en unos días os adelantaremos los cines y provincias) su penúltima película, Outrage. Y por otra parte, porque su última película, Outrage Beyond, estrenada hace un par de semanas en Japón, sigue ocupando las primeras posiciones del box office.

a) Lunes: la frase de la semana, dedicada a Kitano y a la película Outrage. El vídeo de la semana (Outrage) y el estreno semanal: en el Blog de Cineasia.

b) Martes: ¿Quién es Takeshi Kitano? Nos acercamos a la figura del director.

c) Miércoles: La filmografía de Kitano: Outrage y Outrage Beyond.

d) Jueves: Sobre la producción de Outrage.

e) Viernes: Premiere de la película Outrage.

Bienvenidos a la semana de Takeshi Kitano y Outrage.

Textos: Eduard Terrades («Made in Kitano») & Enrique Garcelán

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *