La frase de la semana: Masao Maruyama, co-fundador del estudio Madhouse, invitado del Salón del Manga de Bcn.

“No importa el tiempo que me lleve. The Dreaming Machine, el proyecto que Satoshi Kon dejó incompleto antes de morir, un día verá la luz. Es una promesa que, a pesar de las dificultades de financiación, veremos hecha realidad”.

Masao Maruyama, productor de anime

Masao Maruyama nació en 1941 en Shiogama, se graduó en la Universidad Hosei en 1963. Hizo su debut con el gran maestro del manga Osamu Tezuka en el estudio Mushi Production, trabajando en varias series muy populares entre el público como La Princesa Caballero o Rocky Joe. A principios de 1970, el estudio Mushi se enfrentó a una grave crisis financiera y Masao Maruyama decidió fundar su propio estudio de animación con algunos amigos como Rintaro, Yoshiaki Kawajiri y Osamu Dezaki. Así nació el 17 de Octubre de 1972 el famoso estudio Madhouse.

Los primeros proyectos de Masao Maruyama en Madhouse versaron sobre la realización de escenarios y apoyo de animación a otros grandes estudios como Tokyo Movie Shinsha y Toei animation. Pero en 1980, Osamu Dezaki decide cambiar la política del estudio y motiva a Masao Maruyama a convertirse en el principal productor y director creativo del estudio para concentrarse en la producción de largometrajes.

La década de 1980 trajo consigo grandes éxitos como la adaptación del manga Hiroshima. Sin embargo, el éxito culminaría realmente a principios de los 90 cuando el estudio decidió crear producciones como Ninja Scroll. Desde entonces, Masao Maruyama y Madhouse trabajaron con grandes nombres de la animación y el manga japonés como Satoshi Kon, Naoki Urasawa y las CLAMP, creando obras como Monster, Death Note, Card Captor Sakura, Chobits, Trigun… Por no hablar de las grandes películas que han marcado la historia de la animación, como Metropolis, Summer Wars y las cuatro películas dirigidas por el fallecido Satoshi Kon.

A los 71 años, la carrera de Masao Maruyama está lejos de terminar ya que en el 2011 crea Mappa, un estudio de animación independiente para la realización de nuevos proyectos, y ver culminado “The Dreaming Machine”, el proyecto que Satoshi Kon, dejó incompleto antes de morir.

Fuente: Ficomic

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *