La Filmoteca de Catalunya dedica el mes de Marzo un ciclo a Masahiro Shinoda

La Filmoteca de Catalunya ofrecerá durante el mes de Marzo, en colaboración con la Fundación Japón, un ciclo dedicado a uno de los clásicos de la Nueva Ola Japonesa. Os invitamos a descubrir la figura de Masahiro Shinoda, director al que está dedicada la retrospectiva, a la vez que presentamos las películas que conforman el ciclo.

El nombre de Masahiro Shinoda (Gifu, 1931) está inevitablemente asociado a la etiqueta Nueva Ola Japonesa, la famosa Nuberu Bagu de los estudios Shochiku que tuvo en las figuras de Nagisa Oshima, Kiju Yoshida y del propio Shinoda a sus primeros y máximos representantes. En realidad, estos tres directores no tuvieron nunca la intención de crear un movimiento, y sus posiciones ideológicas como creadores fueron completamente diferentes. Sin embargo, formaron parte de una generación de jóvenes creadores a los que, durante la década de los 60, la productora Shochiku dio carta blanca para romper con las formas tradicionales de trabajar en el sistema de estudios.

En el caso de Masahiro Shinoda esto significó trabajar desde la base de los géneros tradicionales del cine japonés, el yakuza eiga o cine yakuza, el jidai geki o drama histórico, el chambara o películas de espadachines, para romper con las barrearas que esos mismos géneros imponían. Rompió con ellas para poder hablar de temas universales como la moralidad en tiempos de crisis o la desorientación de las generaciones más jóvenes. El trabajo de Shinoda es complicado de etiquetar debido a su diversidad temática, pero en sus primeros 20 años de carrera (Shinoda es un director que lleva más de 40 años trabajando y que aun hoy continua activo), creó una serie de películas en las que se hacía eco de la desorientación y el vacío espiritual de la generación que vivió su juventud durante los años posteriores ala II Guerra Mundial. A este tema de base habría que añadir, o quizá poner en relación, una constante, el sacrificio, que alcanza en ocasiones el nivel de autodestrucción, de los personajes que pueblan su filmografía especialmente a causa de un irrefrenable deseo, ya sea causado por el amor o por el ansia de belleza.

Esa misma búsqueda de belleza es igualmente aplicable a su estilo como director. Es evidente que debe mucho estilísticamente a las formas de teatro tradicionales japonesas, la influencia del kabuki, el bunraku y el noh ha sido reconocida por el propio Shinoda a la hora de hablar de su trabajo. Esta deuda con la tradición nos sitúa ante el trabajo de un director complejo que lejos de proponer una revolución, una ruptura con los sistemas tradicionales de valores tanto estéticos como ideológicos prefiere analizarlos y ponerlos a prueba. Este ciclo recoge siete de sus trabajos más significativos, a la vez que menos conocidos por los espectadores occidentales, con los que presentar a una de las figuras más relevantes de la cinematografía japonesa.

Las películas del ciclo que podrán verse durante el mes de Marzo en la :

The Dry Lake (Kawaita Mizumi). 1960. VOSE.88’ Día 21/03 Miércoles 20h. Día 22/03 Jueves 17:00h.

Shinoda eligió un tema de actualidad en la época para centrar su segundo trabajo como director. En él retrata la vida de un joven inmerso en las revueltas estudiantiles que acompañaron la firma del Tratado de Seguridad entre Japón y EEUU en 1960. Su salida de este movimiento estudiantil, que coqueteó con el terrorismo, le impulsa hacia el más absoluto nihilismo lo que sirve a Shinoda para reflejar la desorientación de toda una generación.

My Face is Red in the Sun (Yuri ni akai ore no kao). 1961. VOSC.82’ Día 23/03 Viernes 20:00h. Día 24/03 Sábado 16:30h.

Esta cinta de cine negro nos presenta un curioso catálogo de personajes formado por un grupo de asesinos a sueldo. Sus extravagantes personalidades y sus excentricidades son el punto lúdico a una cinta llena de tensión que desemboca en un sorprendente final.

A Flame at the Pier (Namida no sishi no tategami ni). 1962. VOSC.97’ Día 25/03 Domingo 17:00h. Día 28/03 Miércoles 20:00h.

Esta historia de amor imposible nos sitúa en las protestas obreras que se produjeron en el Japón de principios de los 60. Shinoda, lejos de conformarse con narrar esta historia o utilizar el conflicto social que le sirve de marco para hacer una cinta política, nos ofrece un minucioso retrato de unos personajes que, tanto por su propio carácter como por la difíciles circunstancias de la época que les ha tocado vivir, no pueden eludir su destino trágico. Sin realizar una crítica directa, Shinoda nos presenta a través de estos personajes las contradicciones de una sociedad japonesa en pleno cambio tras la derrota enla Segunda Guerra Mundial

Pale Flower (Kawaita hana). 1964. VOSE.94’ Día 31/03 Sábado 21:30h.

Basada en una novela de Shintaro Ishihara, famoso por su capacidad para retratar a una parte de la juventud japonesa de la época, está película permitió a Shinoda hacer una incursión en el cine yakuza sin limitarse a seguir los clichés del género. El protagonista, hastiado y confuso como muchos de los jóvenes que pueblan las cintas de Shinoda en esta época, se lanza a una carrera de sacrificio y derrota, no por los valores de la ética yakuza, sino por su irrefrenable deseo de belleza, en este caso encarnada en una joven rica en busca de emociones fuertes que la saquen de su aburrimiento.

Fuentes: Filmoteca de Catalunya y Fundación Japón 

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *