Kalo Pothi. Un pueblo de Nepal se estrena hoy

En La Vaquilla José Luis Garcia Berlanga tomaba al animal del título como excusa para llevarnos a una de sus situaciones surrealistas en plena Guerra Civil, con unos soldados republicanos intentando raptar al animal para, por un lado darse un festín, y por otro desanimar al bando sublevado. No es que Kalo Pothi. Un pueblo de Nepal se parezca en absoluto en el tono jocoso a la comedia española, pero sí utiliza también un animal de granja, en este caso la gallina que una joven regala a su hermano pequeño, como mcguffin para plasmar un duro momento del país en una historia con trasfondo bélico. La acción nos sitúa en un pequeño pueblo de las montañas nepalíes en 1996, en pleno alto al fuego de las hostilidades entre el ejército monárquico y los rebeldes maoístas, que reclutan, a la fuerza o no, a los jóvenes de la zona. Cuando la joven termina marchando a las montañas con los soldados rebeldes, seguiremos el camino de su hermano pequeño, Prakash, para el que la gallina se convertirá en un símbolo de esperanza. Pero cuando su padre vende al animal, el niño comenzará toda una odisea para recuperarla junto a su amigo inseparable, Kiran, cuyos padres no ven con buenos ojos que pase tanto tiempo con el hijo de una familia humilde.

Esta es una historia de amistad por encima de castas y diferencias sociales, pero también es el retrato de un pueblo a merced de las circunstancias políticas, que afectan a sus vidas de manera irremediable. El director debutante, Min Bahadur Bham, que basa la historia en sus propias experiencias en el pueblo donde creció, consigue momentos emotivos a pesar del tono naturalista de la película, más allá de un par de escenas oníricas, retratando de manera fiel la vida diaria de los personajes, ayudando a su verosimilitud la presencia de actores no profesionales. El rodaje, complicado más allá de la pura logística, tuvo lugar en una de las zonas más remotas de Nepal, donde el 80% de la población es analfabeta y no supera los 46 años de vida. Premiada en el pasado Festival de Venecia y con presencia en numerosos festivales internacionales, Kalo Pothi. Un pueblo de Nepal es una muy recomendable fábula sobre la amistad y sobre una realidad invadida por la guerra.

PDF24    Enviar artículo en formato PDF   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *