FEFF 17: Las cinco joyas y una decepción

En unas horas abandonamos la ciudad de Barcelona para sumergirnos en uno de los festivales más absorbentes del año, el Festival de Cannes. Pero aún tenemos tiempo para completar el reportaje que iniciamos la semana pasada del Far East Film Festival de Udine. En esta ocasión vamos a hablar de cinco descubrimientos que nos ha deparado el festival, cinco películas que recomendamos para que las descubráis a lo largo del año, y, también de nuestra mayor decepción.

Empezamos, que nos quedan pocas horas antes de subir al avión.

Sara_teaser_posterSara (Hong Kong, 2014) Dir. Herman Yau.

Se hace raro asistir a la proyección de una película de marcada temática social en Udine, más si cabe, en el caso de que se trate de una película hongkonesa. Sara es una película áspera, por momentos incómoda, pero siempre consecuente que nos habla de dos temas peliagudos: por un lado los abusos sexuales en el seno de una familia (la película se abre con la violación por parte de un padre a su hija, mientras la mujer asiste inmóvil tras la puerta cerrada de la habitación), y por otro lado, la lacra de la prostitución en los países del sudeste asiático (centrándose en el caso de Tailandia). Los dos protagonistas de la cinta, una espléndida Charline Choi, y Simon Yam hacen avanzar una historia de redención, que quizá pueda pecar en el tercio final, de un poco adoctrinante (al no profundizar demasiado en el tema de la prostitución). Pero sin duda es una película necesaria, que refuerza nuestra admiración y simpatía por su director Herman Yau.

lastreelposter11The Last Reel (Camboya, 2014) Dir. Sotho Kulikar.

No es fácil transitar por un terreno tan trágico como el genocidio perpetrado en Camboya durante el gobierno de los Jemeres Rojos. The Last Reel puede verse como un melodrama, una historia de amor entre dos jóvenes tan diferentes como Romeo y Julieta, que vehicularán la historia del pueblo camboyano, a lo largo del tiempo. En la actualidad, una joven de naturaleza rebelde, despreocupada por la historia pasada de su pueblo, descubre un día en un cine abandonado, que su madre fue actriz en sus tiempos de adolescente y que interpretó una de las últimas películas producidas antes del gobierno de los Jemeres Rojos. Desgraciadamente falta uno de los rollos de la película… La directora Sotho Kulikar compone a partir de este rollo perdido, la estructura del film que moverá sentimientos olvidados, y propiciará el perdón entre las diferentes partes (campesinos y soldados) que participaron en el genocidio. Agradable de ver para el público (la película consiguió el premio de la Crítica en el Festival de Udine), puede ser una excelente manera de iniciarse en el tema.

cart1Cart (Corea del Sur, 2014) Dir. Boo Ji-young.

Otro film de temática social, procedente de Corea, pero en este caso producido para una sector más amplio de público, que analiza un tema tan de actualidad como son los expedientes de regulación de empleo motores de la economía mundial. El verdadero protagonista de la historia es un supermercado, donde el equipo directivo decide hacer un recorte de empleos, afectando éste a la parte más vulnerable de la empresa: las cajeras y el servicio de limpieza. Con un planteamiento similar a la lucha de David contra Goliath, la película deambula por temas como la solidaridad, el trabajo en equipo, o la amistad, al que tendrán que aferrarse una parte de los trabajadores de este supermercado, capaces de aguantar una huelga indefinida el tiempo que sea necesario. La presencia en el reparto del idol Do Kyung-soo, ha dado una mayor visibilidad a esta cinta que conmueve, y que como anuncia en sus títulos de crédito, está basada en hechos reales.

continent1The Continent (China, 2014) Dir. Han Han

Han Han es una de las megaestrellas nacidas al amparo de las redes sociales en China continental, que a partir de sus cometarios como blogger ha dinamitado el férreo sistema de control del gobierno chino. The Continent es su primera incursión en el cine, convirtiéndose en una más que digna ópera prima, que bajo la estructura de una road movie (que contiene múltiples elementos propios del western americano), llevará a tres amigos que rondan la treintena, a atravesar una parte de China en busca del trabajo de uno de ellos. Es curioso encontrar en un cameo del film al director chino Jia Zhangke, con problemas para estrenar su última obra en China, Una historia de violencia, y que con anterioridad había dirigido The World, film con el que guarda una estrecha relación la cinta de Han Han. ¿Hacia dónde camina un ciudadano de unos treinta años en la China contemporánea? Esta es la pregunta a la que intenta responder la película, pincelando una generación que navega entre el consumismo y la ausencia de ideales. Una juventud que es capaz de vestir de primera, de acudir al cine a ver un mega estreno, pero que se convierte en autista en el momento de solidarizarse con el problema ajeno, interesada en vivir a un ritmo vertiginoso.

parasyte 1Parasyte 1 y 2 (Japón, 2014) Dir. Takashi Yamakazi.

El realizador de The Eternal Zero, Takashi Yamakazi es, sin duda, uno de los directores japoneses en los que se puede confiar una franquicia como la del manga de Hitoshi Iwaaki, Parasyte. Dividida en dos capítulos, esta superproducción es un divertimento para ser disfrutado en una pantalla de cine, cuya temática remite al clásico La invasión de los ultracuerpos de Don Siegel. La invasión de una forma de parásitos extraterrestres llega a la tierra, con el objetivo de colonizar los cerebros humanos y acabar con el planeta y la raza humana. Un fallo de uno de estos parásitos, que no consigue matar al huésped al anidar en su cuerpo, llevará a este adolescente y a su nuevo inquilino, un parásito que aparece en su mano, a librar batalla para buscar que parásito y huésped puedan cohabitar en la sociedad. Con un mensaje ecologista (los humanos están acabando con el planeta), y unos efectos especiales sorprendentes, Parasyte es un díptico recomendado cien por cien.

helios1Helios (Hong Kong/China/Corea, 2015) Dir Sunny Luk & Longman Luk.

Las expectativas eran muy altas. Los responsables del thriller Cold War, que hace dos años habían sorprendido por sus manejo de la intriga a la hora de componer un film, repetían fórmula, ahora en una cinta que aunaba acción y noir, a partes iguales, con un reparto espectacular procedente de Hong Kong, China, Corea y Japón, y que contaba con un tráiler modélico que sin desvelar nada, aumentaba exponencialmente las ganas de ver la película. Lástima que todo fuera un espejismo. Uno de los grandes lastres que afectan a los films asiáticos en la actualidad es la firma panasiática: el querer ser vendidos a todos los mercados, lo que provoca contentar a todas las audiencias, a pesar de lo dispares que son el público coreano, o el público que va a ver un estreno en Hong Kong. Sólo rescatable la primera secuencia de acción que marca la apertura de la película, que a partir de ahí tambalea con un mc guifin que se deshace: la identidad de Helios, el traficante internacional de armas más temido por las policías de medio mundo, que quiere hacerse con una bomba de neutrones. Esperamos con más ansia si cabe SPL 2.

Nada más desde Udine… Nos despedimos hasta el año próximo, pero dejamos detalle de los premios del festival.

Primer Premio del Público: Ode to my Father, Corea.

Segundo Premio del Público: The Royal Taylor, Corea.

Tercer Premio del Público: My Brillant Life, Corea

 

Premio Black Dragon: The Last Reel, Camboya

Premio Plataforma My Movies: The Royal Taylor, Corea.

Un reportaje de Enrique Garcelán

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *