Asistimos al estreno de The Raid en Londres, con la presencia de su director Gareth Evans

Las películas de Indonesia nunca han sido mi fuerte. De hecho, nunca había visto alguna hasta anoche (tened en cuenta que acabo de aterrizar, como aquel que dice, en el maravilloso mundo de cine asiático hace bien poquito). “El Asalto” sería su traducción al español. The Raid el nombre como es conocida internacionalmente. Cuando vi el póster de la película por primera vez en Twitter o Facebook, pensé que la acción y la violencia estaban servidas desde el primer instante de película. Y la verdad, no iba muy desencaminado.

20 hombres del cuerpo de élite de la policía indonesa, un edificio de 30 plantas destartalado por fuera y lleno de trampas por dentro. Así se plantea esta película dirigida por un galés, que estudió cine en su país, que rodó sus primeros pinitos en Gales (seguramente con una cámara japonesa que debe ser la “Pana” y además súper “Sónic”) y que acabó haciendo en Indonesia sus primeras películas. Primero, Merantau donde explora las artes marciales del país, en especial el “Silat Tiger” (variante del arte marcial llamado “Silat”). Gracias a este arte marcial, el director quedó enamorado de Indonesia, así como del actor Iko Uwais que aparece ya en su primer largo. Iko pasó de trabajar de conductor para una compañía de telecomunicaciones en 2007, a dar patadas a una velocidad casi imposible de ver por el ojo humano en The Raid en 2011.

En Londres, no pudimos ver a Iko pero sí a Gareth Evans, el galés más conocido hoy en día, después de Tom Jones. Apareció en la sala 20 minutos después de los trailers para presentar su película. Una vez terminada la proyección, unas 25 personas pudimos comentar con él y preguntarle sobre The Raid durante unos 25 minutos.

Conclusiones:

1. Para el aficionado español, nos enteramos por palabras de su director que hay fecha de estreno en España, pero que desconocía cuál era. Nos recomendó “buscar en los foros de Internet de Indonesia que son los que tienen la información más fiable”.

2. El éxito de pasar de 8 salas de cine a 800 en 2/3 semanas en su estreno en los EEUU le sorprendió gratamente. Ese paso tan grande fue, en parte, ayudado por la productora, Sony, y parte por el “boca a boca” de las redes sociales.

3. Después de su primera película, trabajó en una secuela de la misma. Estuvo un año y medio buscando inversores que nunca encontró. Entonces, decidió empezar a buscar inversores para The Raid. Él mismo aportó el 50% del presupuesto y un inversor, al que sólo necesitaron 30 minutos para convencerlo, aportó el resto del dinero.

4. Gracias a la proyección de The Raid en el Festival de Toronto 2011 y, posteriormente, en el Festival de Sitges, se atrajo la mirada de productores extranjeros que compraron la historia para hacer el futuro remake americano. Una de las condiciones del director para el mismo fue que la coreografía fuera llevada por dos especialistas indonesios en artes marciales que le ayudaron en su película.

5. Con tantas escenas de artes marciales, algún que otro accidente sí que ocurrió. Así, en una de las escenas… Dos de los actores tenían que saltar por una ventana y uno de ellos desapareció de la escena. El director y su ayudante no lo pudieron ver en el monitor de grabación. El cable de seguridad falló y el actor cayó al suelo desde 5 metrosde altura. Inconsciente, se temieron lo peor. La ambulancia apareció. Después de unos minutos, se despertó y preguntó: “¿Cuándo rodamos la próxima escena?”. Después de 4 días ingresado en el hospital, puedo volver de nuevo al rodaje.

6. Por momentos, en la película parecía que estaba viendo a Choi Min-sik en OldBoy. Pero al contrario de lo que pensaba, sus influencias en la narrativa de la película no son orientales: La Jungla de Cristal, Rescate en Nueva York y Asalto a la Comisaría 13; “también The Warriors de la cual robé una de las escenas… o varias”, comentó el director; más influencias: Romain Gavras y su vídeo “Born Free”, y la que más nos sorprendió, Rec 1 y Rec 2 (¿sabrá el Sr. Balagueró de su influencia en el cine galés-indonesio?). El efecto de la globalización se ve cada día más y más claro en este mundo llamado cine.

7. La banda sonora, tiene dos versiones. La primera, es la que el director editó en Indonesia. La segunda, proviene de la productora que usó a Mike Shinoda (Linkin Park) y a Joseph Trapanese (colaborador de Daft Punk) para componer esta versión donde usan sonidos típicos de la cultura japonesa como los “Taiko” o tambores tradicionales japoneses.

8. Los actores, además de Iko Uwais y su vida anterior como conductor: también hay maestros de artes marciales y hasta un arquitecto que “cuando no mata a gente, construye hospitales para niños en Indonesia”.

Para terminar, como dice un amigo “virtual” de las redes sociales: “La gente olvida deprisa en el mundo de la acción”. Esperemos que a la distribuidora, en este caso Sony, no se le olvide, al menos, llevarla a España para poder verla en pantalla grande.

Por nuestro colaborador Israel Serralvo (desde Londres)

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Ivan Ronin dice:

    Sony de momento me ha dicho que no tienen los derechos de explotación en España, aunque sí hay rumores de que saldrá por aquí. A ver si dicen algo, que hay muchas ganas de verla!

    • cineasia dice:

      Esta misma mañana nos hemos puesto en contacto con Sony, y nos han confirmado lo que dices, Iván, que ellos no distribuyen la película en Esopaña. Parece ser que la distribución «all media» (en todo el mundo) la tiene la empresa Celluloid Dreams (a través de su división Nightmares). Gareth Evans en Londres no confirmó el estreno en España. Habrá que estar atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *