Empezamos el 2014: brindamos por un año cargado de acontecimientos cineasiáticos

Antes de iniciar un nuevo año, siempre es bueno echar la mirada hacia atrás para ver el camino recorrido. El 2013 ha finalizado. Un año duro, difícil para todos, pero cargado de anécdotas que recordar. Atrás dejamos los paseos por el casco antiguo de Udine, mientras repasábamos las películas que veríamos ese día en el Far East Film Festival, los bailes de Bollywood que viajaron hasta Extremadura en el mes de Mayo (donde celebramos el Womad con Zindagi Na Milegui Dobara), la emoción con la que se vivió la clausura del Festival de cines del Sur en Granada con una pequeña pero entrañable cinta japonesa, Capturing Dad… La llegada de la mosca Eega a Vic donde hizo que todos disfrutaran de un día único en el X aniversario del Festival de las Nits de Cinema Oriental.

eega-successAtrás quedan la retrospectiva que Sitges dedicó a uno de los grandes maestros del cine japonés, Takashi Miike, junto a la edición de uno de los libros imprescindibles para acercarse a la figura del director nipón. Hong Sang-soo recibió el premio al mejor director en Locarno, pero fue en Gijón y en el Bafici (Argentina) donde se rindió tributo a toda su carrera con sendas retrospectivas y libros. Momentos compartidos en Málaga (a caballo entre el Festival de Sitges y el inicio del Salón del Manga), donde repasamos la Nueva Ola de cine coreano junto a los alumnos de Estudios Asiáticos de la UMA. Y un final de fiesta en Mérida, donde un grupo de cinéfilos han decidido que la magia del cine no se puede quedar en el camino, no se puede perder por la labor de los gestores políticos que nos gobiernan. Poder compartir con un público entregado una cinta como la japonesa Always en el 400 aniversario del establecimiento de relaciones entre Japón y España (una película que desgraciadamente nunca se verá en una pantalla de cine en otra parte de la geografía española), se convirtió en el mejor broche posible para este año.

Kenshin¿Y qué tenemos por delante…? El 2014 acaba de empezar, pero intuimos que va a ser un año repleto de momentos que compartir. Un año en el que Wong Kar-wai se paseará de nuevo por nuestras salas con The Grandmaster (estamos preparando un preestreno para que lo disfrutéis al máximo), en el que el cine indio, de la mano del díptico Wangs of Wasseypur, llegará para quedarse entre nosotros. Un año en el que cintas tan valoradas como la coreana New World verá su edición en nuestro país… Un año en el que Hong Kong, India, Japón y Corea estarán presentes en nuestras salas (ya sea a través de la semana de cine de Hong Kong, de ImagineIndia, o de la Semana de cine Coreano). Un año en el que lucharemos para que Snowpiercer llegue a la estación de tren más cercana a nuestras casas. Un 2014 en el que el samurai de la cicatriz regresa, y por partida doble… Rurouni Kenshin desenfundará su espada contra todos los enemigos que se presenten (Wert incluido).

Un año, este 2014, que queremos compartir con todos vosotros, cineasiáticos: con entrevistas, noticias, pre-estrenos, ciclos de cine, clases magistrales, festivales… Pero sobre todo, un año que nos permita compartir nuestra pasión: nuestra pasión por el cine asiático.

¡Feliz 2014!

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *