¿Cómo se hizo Hijos de la Medianoche?: Notas acerca de la producción

Deepa Mehta y Salman Rushdie acordaron trabajar juntos para adaptar a la gran pantalla Hijos de la Medianoche el 9 de Junio de 2008. El escritor se encontraba en Toronto como parte de la gira de presentación de su novela La Encantadora de Florencia y una noche libre concertó una cena con la cineasta india. Allí ella le explicó que había comprado los derechos de Hijos de la Medianoche y le pidió si podía realizar una película de la obra, a lo que Rushdie asintió sin problemas. Lo que pocos saben es que el autor de Los Versos Satánicos ya había intentado llevar al cine esta misma obra en más de una ocasión con la ayuda de Richard Hamilton, productor que también ha participado en la película que ahora se estrena. Según palabras del mismo Rushdie, los contínuos fracasos a la hora de adaptar una novela que ya empezaba a sonar como maldita (según él, el mal karma le acompañó en todos los fallidos intentos), le llevaron a tener un gran respeto por cualquier cineasta que se atreviera a poner en marcha un proyecto de esa índole.

Una vez finalizado el rodaje, Rushdie se ha mostrado muy contento con el resultado obtenido, resaltando la total libertad que ha tenido en todo momento para mantener el control creativo completo del producto y así poder plasmar sin obstáculos todas las ideas que tanto escritor como realizadora habían acordado. Rushdie se sentía un poco celoso del éxito de tándems tan perfectos como el de Hanif Kureishi y Stephen Frears en Mi Hermosa Lavandería, o Paul Auster y Wayne Wang en Smoke y Blue in the Face, deseoso de encontrar un cineasta con el que pudiera mantener una relación estrecha, feliz y de fructuoso trabajo, siendo Deepa Mehta la persona adecuada (en el film incluso tiene la oportunidad de actuar como narrador de la historia). Ambos compartieron todos los pormenores del laborioso cásting, que comenzaría a principios de 2010, donde se escogían o rechazaban a distintos aspirantes, y aunque no estuvieran juntos, se mandaban correos con las pruebas realizadas para así poder tomar una decisión conjunta sobre el elenco adecuado. Así contrataron para el papel protagonista al actor británico de origen indio Satya Bhabba, quien aunque todavía no era muy conocido por aquella época, les convenció por su dulzura y vulnerabilidad mostrada ante la cámara en una obra de teatro, aunque posteriormente ha trascendido que a Deepa Mehta le chiflaba la idea de que el papel principal fuera interpretado por Imran Kahn (visto en Delhi Belly y Bombay Talkies), pero su exigente salario quedaba fuera del presupuesto de la película. Otro actor mediático que al final no pudo subirse al carro de la producción fue el gran Irfan Khan (Slumdog Milionaire, El Increíble Spider-Man), a quien le coincidió el rodaje con su participación en la oscarizada La Vida de Pi, de Ang Lee. Por último, Rajat Kapoor (La Boda del Monzón, That Girl in Yellow Boots), quien se había postulado hace años para el rol principal en una versión de la obra para la BBC consiguió el papel de Aadam Aziz, padre indio con educación occidental que se caracteriza por su autoritarismo y sus constantes dudas sobre la existencia de Dios.

La producción arrancó en Febrero de 2011 en Colombo, Sri Lanka, lugar escogido ya que la directora temía, por un lado, que hubiera protestas musulmanas si la película se hubiera rodado en Pakistán y que ocurriera lo mismo con los fundamentalistas indios si se hubiera localizado en Mumbai. En este aspecto, se hizo firmar a todos los miembros del reparto una claúsula de confidencialidad para ayudar a mantener la tranquilidad durante los sesenta y nueve días que al final duró la filmación, aunque a pesar de las medidas tomadas se vieron obligados a paralizar el trabajo durante unas jornadas, debido a presiones del gobierno de Irán sobre el de Sri Lanka (Mehta tuvo que hacer un llamamiento al presidente Mahinda Rajapaksa, quien accedió a que el rodaje pudiese continuar). Durante esos días el título que se barajó para el film fue el de Winds of Change (vientos de cambio) y en total se utilizaron más de ochocientos extras.

La película tuvo su premiere el 9 de Septiembre de 2012 en el Festival Internacional de Cine de Toronto, mientras que su estreno en zona índica fue el 10 de Diciembre en el Festival Internacional de Cine de Kerala (lugar situado en el suroeste de la India). El estreno comercial en India tuvo lugar el 1 de Febrero de 2013, con buenas críticas en general que ensalzaban la dificultad de la adaptación de la obra original, aunque también se pudo leer algún comentario negativo que comparaba la larga duración del film con los inacabables meandros del Río Ganges.

El diseño de producción, uno de los aspectos más logrados y laureados del film, se encargó a Dilip Mehta, hermano de la directora, un reputado fotógrago que alcanzó prestigio internacional por su cobertura de la familia Ghandi y su informe continuado durante un lustro del peor accidente químico en la historia de Bhopal, ocurrido en 1984. Dilip ofrece un trabajo preciso y meticuloso que incluye multitud de detalles de la época en la que transcurre la acción, fotografiando a la vez un mundo que era épico pero también íntimo. En cuanto al score original, el encargado de componerlo fue el cotizado multi-instrumentista y pionero cultural Nitin Sawhney, quien entre otros ya había trabajado para gente tan importante como Paul Mc Cartney, Sinead O’Connor, Brian Eno o el mismísimo Cirque du Soleil.

Por nuestro colaborador Francisco Nieto

Artículos relacionados:

La frase de la semana: Deepa Mehta nos trae un trozo de la India

El texto de Hijos de la Medianoche: El libro de Salman Rushdie

Deepa Mehta: Más allá de Bollywood

 

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *