China y Japón protagonizan la segunda y la tercera jornada de las Nits de Vic

La Bassa es uno de los puntos neurálgicos del Festival Nits de Cinema Oriental de Vic. Allí se realizan las proyecciones al aire libre acompañadas de una cena temática y actuaciones culturales, una de las señas de identidad del Festival que mejor define el evento: familiaridad, ambiente inmejorable, y la cultura como nexo entre los continentes. Estos días se ha vuelto a demostrar el por qué ver allí una película resulta una experiencia tan enriquecedora.

El miércoles 17 estaba dedicado al cine de Hong Kong. Después de una recepción con los representantes del Hong Kong Economic and Trade Office de Bruselas, que colaboran por décimo año con el Festival, acudimos al Cinema Vigatá para conocer la vida de Mark Houghton. El nombre quizás no os diga mucho, pero si sois aficionados a la época dorada del cine de HK, hay muchas probabilidades que le hayáis visto interpretando a esbirros occidentales en alguna de sus más de 60 películas. Este británico apasionado de las artes marciales nos relata su carrera en el documental I am a White Tiger, además de su estrecha relación con su gran maestro, nada menos que el legendario Lau Kar-Leung. Una propuesta muy interesante, y es que la vida de Houghton da para unas buenas memorias, dentro y fuera del mundo del cine.

Después nos esperaba el enfant terrible del cine de HK, un Pang Ho-Cheung que nos sorprendía este año dirigiendo una comedia de Año Nuevo Lunar. Missbehavior sigue los patrones del género, pero al estilo Pang, es decir, de manera provocadora e irreverente. Repleta de cameos, incluso del propio director, esta historia sobre un grupo de amigos que apartan sus desavenencias para ayudar a una de ellas encontrando una botella de leche materna -cosas del director- mantiene el ritmo y la diversión del primer al último minuto. Aunque es tan localista que algunas bromas quedan sin duda “Lost in Traslation”, se mantiene lo suficientemente universal como para gustar a los aficionados sin prejuicios.

Por la noche, después de una deliciosa cena cantonesa y a pesar de la lluvia previa, llegaba el turno de uno de los platos fuertes de la programación dentro de la Seccion Movistar+. El caballero de las sombras es la última aventura de Jackie Chan, en la que da vida a un personaje real, el escritor tradicional chino Pu Songling, comparado con Edgar Allan Poe por trasladar el imaginario fantástico popular al papel. Aquí el protagonista es poseedor de un pincel mágico con el que encierra literalmente a los demonios en el papel de su libro mágico. En su camino, además de algunas criaturas digitales, se cruzará un policía novato y una pareja de enamorados, formada por una bruja y un cazador de demonios. Entre Monster Hunt, por el derroche digital en criaturas monstruosas pero adorables, y Una historia china de fantasmas, el público de La Bassa disfrutó de lo lindo con la propuesta.

El jueves 18 era el turno del cine de Japón, aunque sería la sesión de cine chino del día la que nos daría una de las sorpresas de esta edición. Spring Sparrow es el debut de la directora Li Jiangxiang en el que ha querido retratar la historia de juventud de sus padres antes de casarse, a finales de los 80. Toma esa época de apertura en el país para hablarnos de los sueños de futuro, siguiendo a cuatro jóvenes que dejan su pequeño pueblo para ir durante unos días a la capital Beijing en busca de algunas ganancias. Allí harán negocio revendiendo fruta, y sonarán con un futuro próspero. Técnicamente muy cuidada, y con un tono entre el costumbrismo realista y el simbolismo poético, este film debut de Li, que además ha presentado el film junto a un miembro del reparto, es sin duda uno de los grandes títulos de este #fesnits2019.

La sesión nocturna nos dejó otra perla inesperada: Under One Umbrella es una auténtica delicia que bien podría estar firmada por Yoji Yamada, o incluso Koki Mitani. Este drama familiar enfocado como una comedia coral nos lleva a un pequeño pueblo nipón, en el que aparecerá un joven turista. En realidad, su motivación es otra más allá de hacer fotografías, algo que más pronto que tarde iremos descubriendo. Deliciosa en su clásica planificación (es una maravilla ver cómo se deslizan por el plano fijo los actores en las largas secuencias, manteniendo siempre posiciones visibles), y también en lo emotivo, dejó un buen reguero de aplausos al finalizar la proyección.

La acción japonesa nos daba una de cal y una de arena. Las sesiones Tokusatsu son ya un clásico del festival, y la propuesta de esta edición es absolutamente memorable. Yatsurugi 8 añade a la acción, la fantasía y los uniformes del género, un añadido didáctico extra: la trama está pensada para que los peques coman más verduras. Una auténtica locura Made in Japan, pero una mucho más divertida que Red Blade. Sion Sono firma el guion de este pseudo-issekai (ese género en el que los protagonistas encuentran una vida mejor en otra dimensión o mundo fantástico) que casi podríamos enlazar con su TAG. Aquí seguimos a una estudiante de instituto cuya realidad es deprimente: su padre se mete en serios problemas además de discutir con la madre, y además sufre acoso escolar. Todo cambiará al viajar a una dimensión paralela del periodo clásico japonés, encontrando un propósito de vida convirtiéndose en ninja. Por desgracia la ejecución del film no está a la altura en ningún apartado más allá de algunas escenas de acción bien resueltas. La guinda la pone el final, tan abrupto que parece salido de la factoría Shaw Brothers.

La retrospectiva Thai Action! ofrecía estos días dos propuestas muy diferentes. Por un lado, vimos Hard Gun (1996), una comedia policíaca con su director Panna Rittikrai y un jovencito Tony Jaa en uno de sus primeros papeles importantes interpretando a dos villanos, y por otro nos reencontramos con Jeeja Yanin en Raging Phoenix, a cuya mezcla de Muay Thai, Breakdance, Parkour y Capoeira le han sentado los años estupendamente. Se mantiene igual de divertida que en su estreno, que fue precisamente aquí, en Vic.

Un reportaje de Víctor Muñoz

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *