Cartelera DVD/Bluray Asia: Control, Library Wars y Pluto

Dos thrillers ambientados en un futuro no muy alentador, junto a un drama académico ambientado en un presente en el que impera la competitividad, son las tres propuestas que traemos del mercado asiático (distribuidas tanto en DVD como en Bluray en sus países de origen). Control nos devuelve a Kenneth Bi, director de la muy interesante El Latido de la Montaña (estrenada en España en 2009), tan en forma como entonces, pero ahora con un thriller de acción. Library Wars es el enésimo intento de explotar por parte del mercado japonés un manga con su versión en imagen real, una película que nos traslada al universo que tan bien definió Ray Bradubury en Fahrenheit 451. Cerramos la sesión cinematográfica semanal con Pluto, una de las cintas independientes coreanas que abordaron el pasado año la situación de competencia extrema en el que viven los estudiantes asiáticos y que pudo verse en la pasada edición del Festival de cine de Gijón. Las críticas son de nuestro colaborador Francisco Nieto.

controlControl

País: China-Hong Kong. Año: 2013. Director: Kenneth Bi. Intérpretes: Daniel Wu, Chen Yao, Simon Yam, Kara Hui, Bing Shao. Género: Thriller futurista. Dur: 92 min.

Kenneth Bi es uno de los directores más inquietos en cuanto al manejo de géneros se refiere que hallamos en el panorama del cine chino actual. Trabajó la comedia en Rice Raphsody; el melodrama en The Drummer; el drama en Girl$ y ahora prueba suerte con el thriller de acción en Control. Y la fortuna se ha aliado con él regalándonos un film intenso y áspero y a la vez, un alarde de guión frenético plagado de endiablados giros que nos invita a participar en un malsano y adrenalítico juego del gato y el ratón. Un buen hombre que se dedica a vender seguros (espléndido Daniel Wu, que aquí se reivindica ante todos aquellos que critican su hieratismo) comete perjurio y a partir de ahí pasa a ser la marioneta de un chantajista llamado “La Voz” que lo dirige a su antojo para llevar a cabo su maléfico plan. Pero esa es tan sólo la punta de lanza de una batalla de ingenios donde tiene cabida desde el drama más humano hasta el suspense más sangriento, aderezado con pequeñas pinceladas de humor y hasta un toque gore que el conjunto agradece y de qué manera. Personajes muy bien matizados y un ritmo que no decae en ningún instante en medio de un tono deliberadamente desolador y sombrío. Y por si fuera poco el director se permite el lujo de experimentar con aderezos estéticos y unos espléndidos efectos visuales con un look futurista muy a lo Matrix (no en vano ha contado con la colaboración a tal efecto de Nickson Fong, un virtuoso en la materia afincado desde hace años en Hollywood donde ha colaborado en títulos como Godzilla y Matrix 2 y 3). Control es una celebración poética de lo efímero a la vez que es cruda y honesta en la búsqueda de  redención en la tragedia.

Lo Mejor: Lo bien planteado que está el juego de poder, que pasa de mano en mano con cada giro de guión.

Lo Peor: La trama puede parecer muy enrevesada, pero al final la confusión se diluye y todo acaba encajando en su sitio.

1-libraryLibrary Wars

País: Japón. Año: 2013. Director: Shinsuke Sato. Intérpretes: Junichi Okada, Nana Eikura, Kei Tanaka, Sota Fukushi, Chiaki Kuriyama, Jun Hashimoto. Genero: Acción/Romance. Dur: 128m.

Tokoshan Senso (lit. Library Wars) es una serie de cuatro novelas ligeras (en Japón a este tipo de escritos se les conoce como “light novels”) escritas por Hiro Arikawa y publicadas por la editorial Media Works entre febrero de 2006 y noviembre de 2007. Posteriormente se editaron dos mangas y un anime de doce episodios emitidos por Fuji TV en 2008, mientras que en 2012 se estrenó en cines una adaptación también animada producida por Production I.G. Un año después llega su adaptación cinematográfica en imagen real, dirigida por Shinsuke Sato (responsable de la exitosa saga Gantz, compuesta del díptico Gantz y Gantz Perfect Answer), y protagonitzada en sus principales roles por Junichi Okada (Flowers in the Shadow); Nana Eikura (The FloatingCastle) y la popularísima en su día (llegó a viajar al Festival de Sitges en 2005 para presentar The Great Yokai War de Takashi Miike) aunque algo venida a menos Chiaki Kuriyama (Kill Bill 1). ¿Y qué nos explican estas guerras de la biblioteca? Pues nos sitúan en un Japón futurista no muy lejano, donde la censura cultural campa a sus anchas (¿os suena a algún otro país?) y ha puesto especial interés en la destrucción masiva de libros supuestamente  subversivos. Tan solo existe un espacio público que se libra del azote de estos auténticos asesinos de la literatura, las bibliotecas, resguardadas de toda mala intención por un grupo especial de defensores a ultranza de los libros que se conocen como The Library Force. El film gira entorno a los continuos enfrentamientos armados entre  censores y apologistas. A modo un tanto hollywoodiense, la primera parte nos sitúa en el periodo de instrucción de la protagonista, con sus problemas de adaptación a lo Teniente O´Neil  ante unos jefes que no le dejan pasar ni una. De ahí a algún escarceo romántico inocente y puro con un superior algo chaparro y por último la acción pura y dura, en una lucha sin cuartel en la que se intenta preservar el legado de una imponente biblioteca de historia. Ojito a ciertos devaneos de maltrato femenino que no hacen ninguna gracia: bofetadas y carpetazos en la cabeza para castigar a la recluta por haber cometido un error de bulto; e incluso un machacón mensaje que recorre todo el metraje en el que el máximo objetivo de nuestra heroína es el de alcanzar la gloria castrense masculina.

Lo mejor: los quince minutos finales plagados de peleas cuerpo a cuerpo que quitan el hipo.

Lo peor: la mezcla de comedia romántica y acción pura y dura no acaba de funcionar.

Pluto-p2Pluto

País: Corea. Año: 2013. Director: Shin Su-won. Intérpretes: Sung Joon, David Lee, Kim Khobbi, Cho Seong-ha, Kim Wwon. Gémero: Drama / Thriller. Dur: 107m.

Estudiar en un instituto coreano no debe resultar tarea fácil: profesores corruptos; alumnos con muy mala baba; padres obsesionados con que sus hijos sean los mejores a cualquier precio, la muerte acechando en cualquier esquina…En ese ambiente de opresión escolar extrema se enmarca Pluto, una película fresca y diferente; una apuesta algo “art house” que mezcla con tino una trama de arribismo donde el más pequeño intentará eclipsar al más grande salpicada de una violencia brutal que acerca la propuesto a los límites del thriller de terror psicológico. Un chico listo obsesionado con los planetas (y con sus canciones, aunque no nos estamos refiriendo al grupo de música indie español de mismo nombre) deberá pasar una serie de humillantes y peligrosas pruebas para conseguir ingresar en la élite de su escuela, una decena de desalmados con la cabeza un tanto alterada de tanto hincar los codos con intenciones bastante depravadas y muchas ganas de mantener su poltrona que les permitirá dar el salto a la ansiada Universidad de Seúl. A partir de ahí suicidios, explosiones, extorsiones y buying a lo bestia pasarán a ser el pan de cada día del sufrido aspirante a cerebrito. Shin Su-won, quién se dio a conocer en 2010 con el drama Indie Passerby nº3, nos regala un ejercicio estiloso con un halo de crítica soterrada (el sistema de enseñanza coreana queda bastante mal parado), que nos retrotrae a títulos recientes como Confessions, de Tetsuya Nakashima o la más verbenera For Love´s Sake, de Takashi Miike. La sutileza de sus imágenes choca de frente con un mensaje tan excesivo como real, y es que para algunos, la vuelta al cole puede llegar a significar un auténtico descenso a los infiernos. .

Lo mejor: Lo bien ensartados que están los “flashbacks” en el desarrollo de la trama.

Lo peor: Esas madres sobreactuadas clamando por sus hijos a grito pelado.

   Enviar artículo en formato PDF   

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *